Las fugas de agua en los circuitos pueden venir afectadas por congelación, soldaduras secas o por cualquier perforación que puede suceder de forma accidental.  Esto nos puede ocasionar múltiples dificultades en nuestros domicilios, sobre todo a la hora de localizar la fuga y realizar una gran obra para arreglarla.

Con nuestro sistema todo esto no ocurrirá, detectamos la fuga con la mayor precisión y sin necesidad de realizar obras.

Realizamos el sellado de fugas internas, como ocurre en sistemas de calefacción central; y también para pequeñas fugas que pueden ocasionar caídas de presión en la caldera y en el circuito de calefacción.